abc Radio


Participan miles de feligreses en Huamantla

Por Jesús ZEMPOALTECA

Por lo menos 50 mil personas arribaron a Huamantla en la tradicional “Noche que Nadie Duerme”, para admirar los tapetes y alfombras que, a lo largo de ocho kilómetros, fueron confeccionados con fervor católico en honor de la
Virgen de la Caridad.

Durante todo el día, el municipio registró una gran afluencia de turistas locales y extranjeros, quienes llegaron para admirar por la noche el trabajo de los alfombristas que, movidos por su fe y fervor por la patrona del pueblo, gastaron miles de pesos en insumos que ocuparon para la elaboración del llamado arte efímero.

Cada año en esa fecha, el fervor católico se desborda durante el día, toda vez que cada hora la feligresía participa en misas en honor a la santa patrona, pero llegada la medianoche el párroco Víctor Ihualcatzi, acompañado del obispo de Puebla, celebró la eucaristía principal que dio pie a la procesión en donde miles de devotos siguieron el andar de la imagen tallada en Córdoba, España, y traída a México en el siglo XVIII, para suplicar bendiciones, pedir parabienes, o simplemente acompañar a la imagen sagrada en su recorrido.

En el atrio de la parroquia, varias agrupaciones musicales, rondallas y salterios de Altzayanca se alternaron para ofrecer las tradicionales “Mañanitas” a la Virgen a su regreso; previamente, organizaron diversos espectáculos artísticos para amenizar la fiesta religiosa.

Antes de que la Virgen “pisara” el arte efímero, el alfombrista Julián Méndez Fuentes, que este año cumplió 40 años en el arte de la confección, señaló que para lograr los detalles de cada diseño utilizó materiales a base de polvos, tierras, pinturas minerales, y para darle otro matiz se hace valer de diamantina, semillas o flores.

Declaró que el costo y tiempo de elaboración de cada obra dependen del diseño, pero este año manufacturó una alfombra del “Divino Rostro de Jesús” con colores sepias, a base de arena sílice.

“El diseño que elegí fue dedicado a uno de nuestros compañeros de la comisión que falleció este 2017, don Feliciano Báez, que llevaba varios años organizando la elaboración de alfombras y tapetes”, sostuvo el también dibujante publicitario.

Por otro lado, precisó que para las personas que no tienen práctica en la elaboración del arte, realizar una alfombra les lleva mucho tiempo, pero para aquellos que tienen la experiencia y conocimiento las realizan en un promedio de ocho a 15 horas, dependiendo de la imagen o expresión que expongan.