abc Radio


[ Serial ] Comunidades de Álamos afectadas por la minería

Por Flor Bolaños

Desde hace más de 10 años se escuchan quejas de los habitantes de cinco comunidades de Álamos por las afectaciones que les dejó una mina que se encuentra aproximadamente a 21 kilómetros al Noroeste del municipio.

Uno de los mayores reclamos de los pobladores hacia el Ayuntamiento, se debe a que aseguran que los recursos del Fondo Minero que se le asignan al Pueblo Mágico no se reparten a las localidades que rodean la mina.

Alamenses que viven en Piedras Verdes, El Tábelo, Osobampo, Mucúzarit y Los Tanques señalaron que no se atienden directamente las necesidades de estos poblados, los cuales son los que resultan con más afectaciones debido a la cercanía que tienen a la veta.

A principios de julio de este año, el profesor Samuel Borbón Lara, presidente del Comisariado Ejidal de Los Tanques, se presentó a las afueras del Ayuntamiento con un grupo de más de 150 personas de estas comunidades, quienes exigieron al alcalde, Axel Omar Salas Hernández, firmar una hoja a la que llamaron Acuerdo Compromiso, donde solicitaban que cada año se repartiera en estas localidades 50% del Fondo Minero que genere la empresa Piedras Verdes, de Cobre del Mayo.

Sin embargo, el Fondo Minero no son recursos provenientes solamente de esta mina, ya que el municipio cuenta con otra veta activa.

De una manera poco forzada, el presidente municipal firmó el acuerdo y pidió que se reunieran en las comunidades para definir en qué obras quieren que se apliquen los miles de pesos que le asignan al municipio cada año y así notificar a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), órgano que regula los recursos.
El agua, principal problema

Durante la manifestación se señalaron situaciones como la falta de agua en las casas de los ciudadanos, además de que aseguran no tener la certeza de que esté libre de contaminación y que el vital líquido se les administra a través de tandeos.

Tema que no es reciente, por lo que en febrero de este año el alcalde anunció un proyecto de 107 millones de pesos para la construcción de un acueducto, de los cuales el Estado cooperaría con 40 millones y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) estaba por confirmar si aportaría el dinero faltante.
Denuncia robo a ejidatarios

Pobladores de Piedras Verdes aseguraron que el crecimiento de terrenos de explotación de la mina los obligó a vender sus terrenos ejidales, los cuales no se los han terminado de pagar y sólo han hecho negociaciones con una persona que conocen como Sergio Pacheco.

Aseguran que no reciben apoyo de la mina y que dicho sujeto les pide que no se manifiesten, además de que por las tierras fiadas, que corresponden a tres hectáreas por ejidatario, sólo recibieron dos de tres pagos; el pago faltante, indicaron, está pendiente desde hace 11 años, cuando fueron reubicados.

Para aclarar esta situación se buscó a Sergio Pacheco, pero no contestó llamadas, tampoco las regresó.

Sin luz, agua y casas afectadas

La población más vulnerable es la que vive en El Tábelo, quienes debido a los estruendos de las tierras minadas aseguran que “les suenan en los oídos”.

A pesar de que en todas las comunidades se denuncia la falta de agua y alumbrado público, en esta localidad hay casas cuarteadas, situación que los pobladores le atribuyen a los temblores que se generan por las explotaciones en las tierras.

Dicen respirar, comer y dormir con un polvo rojo que se impregna por doquier, así como en los recipientes donde acumulan agua. Ante esto, temen por la contaminación del agua y el suelo, así como por las consecuencias que se puedan presentar en su salud al estar en contacto con materiales pesados.

Otro tema en el que se ven afectados en El Tábelo es que el municipio adquirió, con recursos del Fondo Minero, vehículos recolectores de basura, los cuales nunca van a la comunidad.
Habitantes excluidos

La mina Piedras Verdes, propiedad de Cobre del Mayo y que en 2009 pasó a ser parte de Invecture Group, en 2015 presentó un estudio en el que aseguraba que por lo menos 10% de los 12 mil habitantes que vivían en Álamos ese año trabajan en este lugar.

Mediante un documental señalaron que ofrecían mil trabajos directos y alrededor de 3 mil 600 indirectos, sumado al desarrollo de proveedores locales y una lista de 150 contratistas activos de las comunidades con trabajos contemplados hasta 2031.

Sin embargo, los pobladores del municipio aseguran que Cobre del Mayo no contempla a alamenses en su lista de empleados y que en ella anotan trabajadores de otros municipios como Navojoa, Huatabampo, Ciudad Obregón e incluso extranjeros.

Mina Piedras Verdes de Cobre del Mayo en Álamos

Mina Piedras Verdes de Cobre del Mayo en Álamos

Recibió 38 millones de pesos del Fondo Minero en 2016

En enero de 2016 se ofrecieron 36 propuestas de trabajos para mejorar las condiciones de infraestructura de seis municipios, los cuales serían los primeros que se beneficiarían con un total de 343 millones de pesos que surgieron del Fondo Minero 2015.

Ricardo López Pescador, responsable del tema minero en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), anunció que fueron Magdalena, Caborca, Álamos, Cananea, Santacruz y Nacozari los beneficiados.

De este total Álamos recibió 38 millones de pesos que corresponde al total de 2015; en agosto de este año la Sedatu informará cuánto es lo que se le asignará al municipio, correspondiente a 2016.

En 2015 fue la primera vez que La Ciudad de los Portales recibió este recurso, el cual correspondió a 22 millones de pesos.
¿QUÉ ES EL FONDO MINERO?

Una reforma a la Ley Hacendaria en 2013, que quedó con vigencia a partir del 1 de enero de 2014 y que en el caso de Sonora benefició a 23 municipios, obliga a las empresas mineras a pagar un impuesto de 8% sobre su producción anual a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De este porcentaje, la mitad corresponderá a los municipios donde se extraen minerales, lo cual atañe al Fondo Minero y se entrega luego de un año de contabilidad, por ejemplo, el recurso de 2016 se entregará en 2017 y así sucesivamente.

Según el alcalde de Álamos, la Sedatu marca que las obras a las que se destinan estos recursos tendrán que ser las que contemplen el beneficio de grandes poblaciones y que sea en lo general, como inversiones para repartir agua potable, beneficios para la salud, algún tipo de infraestructura, educación, ecología, entre otros.

Este recurso se destinará únicamente a obras del municipio y con él no se podrá pagar deudas de la administración, ni pago de nómina. En dado caso que exista un recorte al presupuesto de egresos estatal o municipal, como se presentó en septiembre de 2016 en Sonora, estos recursos no se verán afectados, ya que es un cobro de impuestos y no necesariamente se tienen que ejercer el mismo año que se recibe, si no que se pueden programar con base en obras.

En septiembre de 2016 el delegado federal en Sonora de la Sedatu, Eusebio Pillado Hernández, anunció que por los buenos precios a nivel internacional que tienen metales como el oro, platino y plata se espera un aumento en el fondo, sin embargo, aún no hay datos exactos.
INVERSIONES

Con ocho proyectos, entre los que se contempló un área de especialidades en el Hospital General de Álamos, la rehabilitación de caminos rurales, compra de carros recolectores de basura, un segundo edificio para Instituto Tecnológico de Cajeme (Itesca), el cambio de alumbrado en la zona urbana y rural y la construcción de un preescolar en El Maquipito, el alcalde inició ejecuciones del Fondo Minero de 2014.

En junio de 2016 anunció un relleno sanitario ecológico en San Bernardo, además de la rehabilitación del centro de salud, y recientemente en febrero de 2017 dijo que llevaría alumbrado público al parque Luis Donaldo Colosio, construiría un tanque elevado en La Estación, pavimentación para las colonias Nuevo Amanecer y Real de Mina así como un campo de futbol de pasto sintético, además de continuar con la rehabilitación de caminos rurales.