abc Radio


Padres agobiados por peligros a los que sus hijos puedan exponerse en la red

Casi la mitad de los padres en México limita el tiempo que sus hijos pasan en internet, preocupados por la dependencia de los más jóvenes con las interacciones en línea.

Según un sondeo de Kaspersky Lab y B2B International, los padres consideran que uno de cada diez (17%) menores de 18 años es adicto a Internet.

Pero no sólo eso, casi en la misma proporción los padres se sienten agobiados porque sus hijos vean contenido inapropiado o se comuniquen con extraños

“La incapacidad de los niños para distanciarse del mundo en línea se está convirtiendo rápidamente en una preocupación importante para los padres”, advierte el reporte.

Dado a que más de la mitad de los padres siente que las ciberamenazas que pueden afectar a sus hijos van en aumento, esa misma proporción impone restricciones sobre cuánto tiempo pueden pasar sus hijos en Internet.

Según las cifras de Kasperky, en un periodo de 12 meses, los niños en México enfrentaron al menos una amenaza en línea, y uno de cada diez niños accedió a contenido inapropiado (17%) o entró en contacto con virus y programas maliciosos (17%). Frente a este escenario, apunta la firma de seguridad, una alternativa para los padres sería concentrarse en apoyar a sus hijos a través de la educación. Más de un tercio (48%) de los padres habla regularmente con sus hijos para enseñarles acerca de las amenazas en línea y 47% trata de supervisar a sus hijos cuando están en línea, ofreciéndoles la posibilidad de señalar cualquier amenaza que aparezca.

“Los padres no deben confiar sólo en los medios técnicos- no sólo deben administrar cuánto tiempo pasan sus hijos en línea, sino también trabajar en el desarrollo de la alfabetización digital tanto para ellos como para sus hijos”, dijo Roberto Martínez, analista senior de seguridad de la firma Kaspersky Lab.

Las recomendaciones para los padres es que los niños menores de cuatro año no naveguen en Internet, ya que en en esta etapa usualmente están interesados en juegos, audiolibros, caricaturas y libros interactivos que no requieren acceso a la web.

Para niños de entre cuatro y seis años sugiere que los padres bloqueen las páginas que incluyen publicidad, ya que un solo un clic puede llevarlos a contenido inapropiado. Los internautas de seis a 11 años usan la navegación para temas escolares, por lo que ésta debe ser supervisada, aconseja.

Sobre los menores de 11 a 16 años, Kaspersky advierte que mantenerlos en los límites del “Internet para niños” es más difícil, por lo que recomienda adoptar software que bloquee aquellos peligros que acechan en línea