abc Radio


Acusan que casas funcionan como bares clandestinos cerca de FES Acatlán

Naucalpan, Mex.- Bares clandestinos funcionan en casas particulares cerca de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES), donde estudiantes diariamente acuden a consumir cerveza, mezcal o la llamada “birindonga”, mezcla hecha con alcohol de caña, chamoy y refresco de cereza.

En la calle tres de la colonia Tercer Mundo, se encuentran bares clandestinos en casas particulares, establecimientos  que logran esquivar los operativos realizados en la zona gracias a la vigilancia que ejercen, así como el uso de cortinas o lonas para disimular su entrada.

No hay avisos o letreros que anuncien los locales, los mismos habitantes de esa calle te indican dónde se realiza la venta de alcohol.

Los universitarios no tienen que consumir alimentos, y no hay señalamiento alguno que indique la ruta de evacuación.

Los domicilios particulares se han adaptado para tener un baño de hombres y mujeres, así como para utilizar el espacio como punto de encuentro entre universitarios y jóvenes del CCH Naucalpan.

En  el lugar conocido como  “El Tercio”, se utiliza un pedazo de tela para ocultar el ingreso. La música delata un patio con seis bancas largas en las que grupos de estudiantes consumen cerveza y pulque.

La misma dueña de la casa, es la que atiende y cobra hasta los vasos que se utilizan para servir el líquido.

En la “tiendita” el espacio es muy reducido, como lo dice su nombre, el negocio consiste en el patio de una tienda que aparte de cerveza, ofrece a sus clientes un paquete que incluye una botella de alcohol de caña y un refresco por 60 pesos.

En la calle normalmente conviven niños que juegan, a pesar de que los jóvenes suelen salir bajo los efectos del alcohol.

Un estudiante universitario que prefirió no dar su nombre comentó que anteriormente, estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan frecuentaban este tipo de lugares.

”Antes los chavos bajaban, y había más bares, pero ahora van a otros lados” señalaron.

Actualmente, la Fes Acatlán cuenta con un menor número de bares respecto al 2012, pues en ese año tenía cerca de 12 bares clandestinos que operaban en los alrededores del centro educativo.