abc Radio

Defienden uso de envases de plástico en el Valle de México

Los productos de un solo uso son los que generan más basura en la ciudad

VALLE DE MÉXICO. Una ley severa contra los envases de plástico que podría entrar en vigor en octubre causaría un caos total en la industria, la economía y en la misma población, al paralizar la venta de productos como alimentos rápidos, bebidas y medicamentos.

Así lo dio a conocer en entrevista el ingeniero Constantito de Llano, asesor del Food Tech Summit & Expo y director general de Domino Priting México, quien señaló que las nuevas tendencias definen el futuro de la industria del packaging en la metrópoli y el país.

Destacó que el envase es para contener, proteger, manipular y distribuir los productos de uso diario de la población, sin el envase adecuado la mercancía no llegaría su destino final o podríamos tener problemas serios de salud, ya que el envase es una barrera contra bacterias y protege los alimentos para que no se echen a perder y lleguen al consumidor en óptimas condiciones.

Abundó que la asociación mexicana de envase y embalaje ha tenido siempre una cercanía con las autoridades, principalmente con Semarnat y representa a los empresarios de envases no sólo en plástico sino en vidrio, papel madera y cualquier material que sea usado para envasar, “les hemos auxiliado en el congreso en la redacción de leyes y normas que estén acercados a la realidad”, manifestó.

“El plástico surgió cuando los envases, bolsas y envolturas eran de cartón y papel pero ese uso era agresivo con el medio ambiente ya que deforestaba para la creación de este material con niveles impresionantes”.

EL PLÁSTICO SALVÓ ÁRBOLES

Señaló el empresario que 30 por ciento de los envases -principalmente de comidason de plástico y difíciles de sustituir por otras tecnologías como como el vidrio, y hacer vidrio también tiene su tema de alta contaminación. También es el caso de la madera, papel y cartón. Significa deforestación y así cada material tiene su defecto ambiental.

El reciclaje debería ser la opción de los gobiernos, crear leyes que obliguen al reciclaje, pero principalmente a la población para que separe la basura y no la tireen la vía pública, ya que la contaminación por plásticos es culpa de la gente.