abc Radio


Muere al descubrir estafa de Tarotistas; le dieron refresco para romper ‘embrujo’

Nextlalpan , Edomex.- Una sobrina de María Guadalupe “N”, aseguró que la mujer adulta mayor, confió en un par de mujeres que le aseguraron que había sido embrujada por sus familiares para quedarse con su casa, sin embargo días después se supo estafada y enfermó.

Erika, relató que su tía fue sugestionada por un par de mujeres, quienes le aseguraron que estaba embrujada y tenía una enfermedad mortal por sus hijos quienes querían quedarse con su casa y un terreno ubicados en el municipio de Tepeyahualco en el estado de Hidalgo.

María Guadalupe, aseguró su sobrina, aceptó vivir una temporada en su casa en el municipio de Nextlalpan, era una mujer que no creía en doctores y se negaba a ser revisada y de pronto comenzó a sentirse mal.

Refirió que una vecina le sugirió visitar a dos tarotistas en Toluca y a escondidas en compañía de la mujer fueron a encontrarse con las falsas videntes que se identificaron únicamente como Fanny y Sendy, quienes le aseguraron tras echarle las cartas que tenía una enfermedad mortal ocasionada por sus hijos quienes deseaban quedarse con su casa y terreno.

A escondidas hipotecó su patrimonio y entregó una gran cantidad de dinero a las mujeres quienes la citaron 10 después para hacerle una limpia y entregarle un “elixir” que la sanaría, al llegar una de las mujeres le entregó una botella con un líquido en color rojo y le pidieron regresar en dos semanas.

“Mi tía nunca fue afecta de tomar bebidas dulces, mucho menos refrescos, me di cuenta que en las mañanas tomaba un vasito con su bebida roja y lo escondía, sin que se diera cuenta probé de su botella y descubrí que era refresco y le comenté que si quería tomarlo no tenía porque esconderse”.

Sorprendida la mujer le relató la visita a Toluca y el dinero que eran alrededor de 100 mil pesos que había entregado, por lo que antes de que se cumplieran las dos semanas, en compañía de su esposo, su hijo y María Guadalupe fueron en búsqueda de las mujeres, para exigirles regresarán el dinero, pero estas ya habían desaparecido.

Fue tanta la rabia de María Guadalupe que enfermó de verdad por lo que tuvo que ser llevada ante un médico, el doctor les informó que debido a la ira explosiva, se incrementaron las hormonas del estrés y que su presión arterial y frecuencia cardíaca habían aumentado considerablemente, días después de un ataque al corazón la mujer murió.

“La vida de mi tía fue muy dura, mi tío Joaquín se fue en el año 80 a los Estados Unidos para probar suerte en busca del “sueño americano”, mi tía se quedó sola con su tres hijos dos varones de 10 y 9 años y una niña de 7 años de edad, años después sus hijos hicieron sus vidas y la abandonaron, mi tía vivió con el resentimiento de sentirse no querida por su familia, situación que aprovecharon estas delincuentes para estafarla y robar su dinero.

Erika concluyó su relato asegurando que finalmente la casa y el terreno de María Guadalupe había quedado en manos de un prestamista del pueblo, pidió que estas mujeres sean castigadas por la ley.